La historia del Santo Grial: cómo la supuesta copa utilizada por Jesucristo en la Última Cena acabó adornando la Catedral de Valencia

El Santo Grial. Una de las reliquias de Jesucristo más famosas del cristianismo y posiblemente la que más leyendas, misterios, y búsquedas del tesoro ha suscitado desde la mismísima época de los templarios, actualmente se encuentra entre los tesoros medievales recogidos en la Catedral de Valencia.

A primera vista, parece imposible. ¿Cómo el mismísimo cáliz supuestamente utilizado por Jesucristo en la Última Cena podría haber acabado formando parte de las reliquias de una de las principales catedrales de España? ¿Existen realmente pruebas que verifiquen esta teoría o simplemente es una fantástica estrategia de márketing para captar turistas religiosos?

Los expertos difieren. Sin embargo, sí existen registros verídicos que demuestran que el cáliz expuesto en la Catedral de Valencia fue y es considerado por la comunidad cristiana y por la Iglesia Católica como el verdadero Cáliz de Jesucristo desde prácticamente principios de la Edad Media.

El Cáliz de la Catedral de Valencia (2011), Vitold Muratov, CC BY-SA 3.0

Según la tradición oral, el Santo Cáliz fue llevado por el mismísimo apóstol San Pedro a Roma. Allí, permaneció como legado ‘Papal’ hasta que en el siglo III fue trasladado a lo que ahora se conoce como Huesca (España) por el papa Sixto II y su diácono San Lorenzo al verse obligado a huir de Roma por las persecuciones que el emperador romano Valeriano había emprendido contra los cristianos en la península itálica.

Ya en España, durante la invasión musulmana, el cáliz permaneció oculto por los reinos cristianos en los Pirineos hasta que fue trasladado al monasterio de San Juan de la Peña en Huesca, donde permaneció, y aquí existen registros que lo corroboran, hasta el año 1399, cuando el rey aragonés, Martín El Humano lo reclama para la corona por el ser “el cáliz de piedra preciosa de la Última Cena”. Fue en este periodo, cuando los historiadores y científicos coinciden que el cáliz sufrió una trasformación al ser ornamentado con oro y piedras preciosas ajustándolo al canon medieval de la época.

Ya decorado fue expuesto en el palacio real de la Aljafería de Zaragoza y en el Real de Valencia hasta que el rey Alfonso V el Magnánimo decide donarlo en el año 1437 a su actual localización, la Catedral de Valencia. Allí, ha sido conservado y venerado durante siglos hasta que, en el año 1916 es instalado en la antigua Sala Capitular, habilitada como Capilla del Santo Cáliz, donde actualmente puede ser visitado.

El Papa Benedicto XVI celebrando la eucaristía con el Santo Cáliz en 2006 (©Museo Catedral de Valencia)

Sin embargo, ¿Qué verdad hay detrás de todo esto? Según los historiadores y científicos, es el único cáliz, entre los que optan al puesto de ser el verdadero Santo Grial, que coincide en cuanto a tiempo, tradición y registro con la historia. El cáliz ‘original’ que se esconde tras los ornamentos medievales consiste en una taza de ágata que ha sido datada por la comunidad científica como arte oriental del siglo I de nuestra era, siendo de esta forma totalmente posible que existiera en el momento en el que Jesucristo viviera en Jerusalén.

Además, es el único de los candidatos que se ha podido demostrar una conexión histórica entre la tradición oral y registros que verifiquen la autenticidad de la reliquia. Los documentos encontrados en el monasterio de San Juan de la Peña en Huesca y la reclamación del rey aragonés, Martín El Humano verifican que la pieza era considerada como el Santo Grial antes de que en la Edad Media surgiera la tradición y exposición de reliquias del cristianismo en templos religiosos.  Por todo ello, el cáliz de la Catedral de Valencia es hoy en día considerado como el verdadero cáliz que fue utilizado por Jesucristo en la Última Cena por la Iglesia Católica.

Publicado por Carmen Gila Medina

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y con un Máster en Estudios Avanzados en Comunicación Política. Apasionada de la historia, la comunicación y la literatura.

Un comentario en “La historia del Santo Grial: cómo la supuesta copa utilizada por Jesucristo en la Última Cena acabó adornando la Catedral de Valencia

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: